Abogado en Guardia Civil obliga a Defensa a conceder a dos altos mandos su deseo de seguir sirviendo a la OTAN
La Justicia obliga a Defensa a conceder a dos altos mandos su deseo de seguir sirviendo a la OTAN. Los dos militares compartían abogado: el letrado Antonio Suárez-Valdés.

El Ministerio de Defensa rechazó la solicitud de una comandante y un sargento del Ejército para ser clasificados en servicios especiales y continuar su labor en la OTAN. La Audiencia Nacional ha dictaminado que el Ministerio de Defensa debe permitir a dos altos mandos del Ejército mantener su servicio en la OTAN en situación de servicios especiales. Esto se deriva de sentencias emitidas por el Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo número 8 y número 10.

Abogados especialistas en Guardia Civil

Una de estas sentencias respalda a una comandante que había estado prestando servicios en la Agencia de Apoyo y Adquisiciones de la OTAN desde agosto de 2020. Solicitó extender su estadía en esta posición más allá de los tres años iniciales, en situación de servicios especiales por razón de puesto, pero su solicitud fue denegada por el Ministerio de Defensa.

Un sargento primero del Ejército del Aire y del Espacio, destinado en el Grupo Aéreo Europeo en el Reino Unido, también enfrentó una situación similar. Después de aprobar un concurso-oposición, comenzó a trabajar en la Agencia de Comunicaciones e Información de la OTAN. Solicitó la situación de servicios especiales, que le fue negada. Ante esto, consideró tomar una excedencia voluntaria para no perder su puesto. La Ley 39/2007, de la Carrera Militar, permite que los militares con compromisos a largo plazo sean declarados en situación de servicios especiales al integrarse en la OTAN como parte de su personal estatutario. Sin embargo, en ambos casos, el Ministerio de Defensa no autorizó este proceso. Las sentencias destacan que la normativa española regula la vinculación de los militares profesionales con las Fuerzas Armadas y permite el acceso a la situación de servicios especiales en ciertos casos, sin dejar espacio para la discrecionalidad.

En cuanto al sargento, el Ministerio de Defensa argumentó que el puesto en la OTAN que solicitaba estaba reservado para militares que hubieran pedido la excedencia voluntaria. La justicia desestimó este argumento y subrayó que el puesto al que aspiraba era un cargo estatutario dentro de la OTAN, respaldado por la Ley 39/2007. En el caso de la comandante, aunque inicialmente se le autorizó la situación de servicios especiales en 2020, cuando la OTAN le ofreció continuar en su puesto en 2023, esta autorización no se renovó. Finalmente, la justicia le concedió la situación de servicios especiales y anuló su excedencia voluntaria. Los dos militares compartían abogado, y en ambos casos la justicia dictaminó a su favor. La comandante continuará en la Agencia de Apoyo y Adquisiciones de la OTAN, y la Administración pagará las costas del procedimiento hasta un máximo de 600 euros en su caso.

Abogado Guardia Civil

En el caso del sargento, el juez dictaminó a su favor, reconociendo su derecho a la situación de servicios especiales y anulando su necesidad de tomar una excedencia voluntaria. Sin embargo, en este caso, la Administración no fue condenada a pagar todas las costas del procedimiento, ya que existían dudas que justificaban la interposición del recurso. Ambos militares han logrado mantener sus puestos en la OTAN gracias a las decisiones judiciales que respaldan su derecho a estar en situación de servicios especiales. Estas sentencias sientan un precedente importante en cuanto a la interpretación de la Ley 39/2007 y garantizan que los militares con compromisos de larga duración tengan la posibilidad de continuar sirviendo en la OTAN en condiciones adecuadas.

Las decisiones judiciales subrayan la importancia de garantizar que los militares puedan desempeñar sus funciones en organizaciones internacionales como la OTAN sin trabas injustificadas por parte de la administración. Además, resaltan la necesidad de que el Ministerio de Defensa cumpla con las disposiciones legales que regulan la situación de servicios especiales, sin dejar margen para la discrecionalidad en su aplicación.

Derecho Guardia Civil Abogados – Suárez Valdés

 

Asimismo, estas decisiones judiciales resaltan la importancia de proteger los derechos de los militares y garantizar que se respeten los procedimientos establecidos en la normativa vigente. Esto contribuye a fortalecer la confianza en el sistema judicial y en la administración de justicia en el ámbito militar. En última instancia, estas sentencias no solo benefician a los militares directamente involucrados, sino que también tienen implicaciones más amplias para el respeto del estado de derecho y la protección de los derechos fundamentales en el contexto militar.